Sentirse cómodos en la oficina

consejos-para-decorar-una-oficina4Si bien es una frase trillada, es verdad: pasamos más tiempo en nuestros lugares de trabajo que en nuestras propias casas. Al menos un tercio de nuestro día lo pasamos con nuestros compañeros de trabajo en la empresa en la que trabajamos y, en este sentido, es fundamental sentirnos cómodos, como si estuviéramos en casa.

En este sentido, es cada vez más importante que, al diseñar los ambientes de trabajo, las empresas tengan en mente que estos deben de fomentar la interacción entre las personas, los líderes y los equipos. Así, es cada vez más frecuente que los espacios sean abiertos, de modo que se logre una comunicación constante y fluida. La cercanía física de la cabeza del equipo es positivo no solo para generar relaciones cercanas con los colaboradores, sino que el líder también se beneficia al estar enterado y tener un termómetro de lo que sucede en su equipo, así como detectar temas importantes, estar al tanto y conectado con los colaboradores.

Es una tendencia cada vez más común entre empresas que se destacan por contar con un buen clima laboral y consideradas excelentes lugares de trabajo, el que las oficinas cuenten con espacios de recreación y descanso, de modo que los colaboradores puedan desconectarse por momentos de sus funciones diarias. Es común que al visitar empresas consideradas Great Places to Work nos topemos con personas conversando en salas de descanso ambientadas con tapetes, cojines y sillones ergonómicos; también podemos encontrar salas de juego, donde los trabajadores pueden disfrutar jugando fulbito de mano, billar, ping pong, armando rompecabezas, viendo TV o quizás jugando un partido de tennis en Wii. El objetivo es crear un ambiente relajado, acogedor, cómodo y propicio para fomentar la confraternidad entre compañeros de trabajo. Además, cada una de estas prácticas fortalece a la unión, compromiso, responsabilidad y, sobre todo, contribuye al buen ánimo y al deseo de hacer las cosas bien.

Si bien en un inicio los líderes podrían tener ciertas reservas ante este tipo de ambientes – ya que se puede pensar que los colaboradores pasarían más tiempo haciendo vida social en la oficina que trabajando – varias empresas han dado fe de que las personas saben muy bien cómo manejarse, utilizando estos espacios de esparcimiento con la debida responsabilidad. En definitiva, se trata de iniciativas que suman al ambiente de trabajo, así como también al rendimiento y desempeño de los colaboradores..

También, hay que tener en cuenta los espacios para comer, cafeterías o comedores. Estos ambientes deben de ser atractivos, cómodos, iluminados y sobre todo limpios; espacios que permitan a los colaboradores pasar momentos de camaradería e integración entre las distintas áreas. Encontramos que las empresas ya no se limitan a ofrecer solo el mobiliario necesario para que las personas puedan almorzar (microondas, refrigeradoras, calentadores de agua, etc.), sino que cada vez más se esfuerzan en brindar alimentos de primera calidad, basados en una dieta saludable; la gama de productos que ofrecen es muy amplia, en donde se puede encontrar máquinas de snacks y bebidas, infusiones variadas y máquinas de café..

Otros espacios que podrían contribuir con el ambiente de trabajo son el contar con un tópico o enfermería, que pueda solucionar a tiempo cualquier molestia física del colaborador sin tener que acudir a una clínica u hospital. También, una excelente práctica que hemos encontrado en algunas empresas es la creación de espacios de lactancia o “lactarios”, a través de los cuales la empresa demuestra el interés por las colaboradoras que son madres a un nivel personal. Es de suma importancia para la trabajadora que recientemente ha sido madre, poder contar con un ambiente privado en el cual ella se sienta cómoda y relajada.

No podemos dejar de mencionar la importancia que tienen los programas de ergonomía en el trabajo; el cumplimiento de requisitos mínimos de calidad ergonómica podría prevenir una buena parte de las molestias de tipo postural tan frecuentes en las organizaciones. Lo ideal es que las empresas realicen correcciones tomando en cuenta el inmobiliario de la oficina (sillas, escritorios, equipos informáticos adecuados, etc.), la iluminación, la climatización y el ruido, con el fin de que los colaboradores se sientan cómodos a la hora de trabajar, evitando así el estrés, la desmotivación y los problemas físicos que ocasionan las contracturas y la mala postura.

El contar con espacios adecuados para trabajar y sentir que la empresa se preocupa por el colaborar incentiva el trabajo en equipo y el compañerismo, ayuda a generar sinergias y, en consecuencia, impacta de manera positiva en el desempeño de los colaboradores; la gente que trabaja cómoda y a gusto es más feliz y, por lo tanto, hace mejor su trabajo, mostrando mayores niveles de compromiso y motivación.

 

Fuente: greatplacetowork.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *