Despachos para empresas

¿Despachos lujosos o minimalistas?

Aunque te parezca que los despachos para empresas de dirección lujosos ya no son de actualidad, la realidad es bien distinta.
Actualmente, el espacio más importante de las empresas no son los despachos. Lo son las zonas de reuniones, las zonas de descanso y, en general, los espacios abiertos. Pero aún así, el despacho sigue teniendo relevancia en las oficinas.

¿Y eso, por qué?

Pues porque a menudo la zona de dirección tiene dos funciones: no es solo el lugar de trabajo del gerente, sino que también es un espacio de reunión con los clientes, empleados y proveedores. Es por ese motivo por el que hay que poner especial atención en cómo vamos a equipar este espacio.
No es fácil decidir si optar por un despacho de lujo, cómo equiparlo, si optar por un aspecto más ostentoso y lujoso o más sencillo y minimalista. Lo mejor es replantearse la filosofía de la empresa. Para ello, lo que hay que hacer primero es centrarse en el servicio o producto que ofrecemos y en la imagen que deseamos transmitir. Si nos vamos a dirigir a un público infantil vendiendo juguetes, seguramente no sea buena idea incluir un despacho lujoso.
Si, por el contrario, nuestra empresa se dedica al sector de la abogacía, burocracia y de las relaciones gubernamentales, equipar el despacho con mesas de dirección lujosas y objetos exclusivos sí que puede ser más acertado.

 

despachos para empresas

Este factor no es el único determinante

Pues tenemos que saber a quién nos dirigimos y no solamente qué vendemos. Si la mayoría de nuestros clientes son personas con un poder adquisitivo alto, seguramente prefieran reunirse en un despacho lujoso y no puramente funcional, ya que están acostumbrados a ese lujo. En un espacio así, es probable que se sientan más cómodos y que el trabajo será mejor.

Hay que fijarse en el aspecto del resto de las zonas. Seguramente no se vería armónico poner una mesa de dirección grande y lujosa donde el resto de muebles son modernos y vanguardistas. Aquí lo importante es seguir una línea decorativa con sentido.

 

Lo lujoso está más cerca de lo tradicional y lo clásico

Y esto tiene como añadido que puede ser más acogedor, además de activar en nuestro cerebro los recuerdos nostálgicos y la sensación de confianza. Los muebles sencillos y minimalistas a veces resultan demasiado impersonales.

Por lo tanto, no podemos decir si los despachos lujosos son actuales o son acertados para tu oficina. Es una estética muy específica, por lo que, debe ser decisión de la empresa, la determinación de si es apropiado o no amueblar el despacho con muebles de este estilo.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *