Clases de muebles de oficina

¿Qué clases de muebles de oficina podemos encontrar?

Los muebles de oficina deben seguir algunas directrices para garantizar su funcionalidad, eficiencia y estética. Los entendidos en clases de muebles de oficina llaman a los espacios que tienen los muebles de oficina «islas de trabajo» o en inglés, «workstations». Estas se crean en base a la necesidad de espacio y ergonomía.

El mobiliario es de gran relevancia. Podríamos incluso compararlos con aquellos muebles que solemos instalar en casa. ¿Por qué son tan importantes? Sencillamente, porque es en este espacio en donde pasamos gran parte de nuestro día y por eso necesitamos sentirnos cómodos cuando llevamos a cabo nuestro trabajo.

Los muebles son de gran relevancia.

El mobiliario debe ser optimizado siguiendo un diseño adecuado que permita aprovechar cada centímetro de la estancia haciéndonos sentir cómodos a la vez. Pero no hay que olvidar que ese mueble cumplirá una función especial. Cuando hablamos de conceptos como «ergonomía», decimos que se obtiene teniendo en cuenta el ángulo en el que está colocado el puesto de trabajo y de la disposición de los accesorios como el teclado, el monitor, el ratón, etc.

Vernica Design clases de muebles de oficina

Aunque pueda extrañar, los muebles están ligados a la historia de los humanos, cuando las leyes de administración exigían sistematizar. Se podía observar a cada empleado en su silla con sus papeles detrás de una mesa, que aún no se reconocía como escritorio.

De los cambios en conceptos como la organización y el desarrollo de la tecnología, nace la «workstation». Este concepto tiene ya algún tiempo en el mercado aunque no se ha extendido mucho su uso. Surgió de la necesidad de crear espacio de movimiento e integrar los grupos laborales consiguiendo un mayor campo de visualización. Estas «islas de trabajo» combinan todo lo necesario para el trabajador: estantes para ordenador, impresoras, cajones, etc. Por lo general, este tipo de muebles se trabajan en colores actuales como el grafito, el ceniza o el haya. Incluso a veces se pueden apreciar partes azules para crear armonía en la convivencia y dar un toque de vida al entorno.

 

La oficina en casa

El mobiliario de trabajo también se destinan a la vivienda. Es muy probable que algunos de nuestros conocidos tenga un estudio en casa donde seguir con las tareas de la oficina o de la universidad. Hay que destacar un dato de los últimos años: el aumento del número de trabajos que se pueden hacer des de casa. El concepto de oficina en casa se encuentra en ascenso y si aún no tienes claro cómo poner los muebles para tu «nueva oficina», a continuación te damos algunos consejos.

Para empezar, antes de comprar los muebles, hay que decidir dónde los pondremos y qué tipo de trabajo vas a llevar a cabo en ellos. 

¿Vas a necesitar un ordenador? ¿Pasarás mucho tiempo delante del ordenador? ¿Te visitarán clientes? Generalmente, estas oficinas deben colocarse en habitaciones aisladas, ideal para recibir visitas y estar tranquilos.

Los muebles que más vas a utilizar son los estantes, los archivadores, las estanterías y, básicamente, los muebles de almacenamiento. Usar un armario extra te permitirá archivar más documentos. 

Es aconsejable colocar también estantes que vayan des del techo hasta el suelo, en la parte más alta pondríamos los objetos de uso poco habitual.

Las sillas son una parte fundamental. Si pasarás mucho tiempo sentado, necesitarás contar con un asiento cómodo que te permita apoyar debidamente la espalda.

Los escritorios deben ser suficientemente amplios para que nos permitan leer, escribir y colocar distintos objetos a la vez.

 

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *